miércoles, 30 de septiembre de 2015

MISDIRECCIÓN



Voy a proponer al lector que me acompañe en un supuesto hipotético:

Imaginemos ser dueños de una enorme industria que funciona a costa de una injusticia. Este hecho no impide que la industria sea la más fructífera de la historia. Todo el mundo se sirve de ella de mil maneras diferentes sin llegar a cuestionar la inmoralidad de sus pilares. Acaso no llega ni siquiera a verla, al menos en el más amplio sentido del término. La injusticia está, pero apenas se nota.

sábado, 19 de septiembre de 2015

VEGANISMO ≠ DERECHOS ANIMALES


A las muchas distorsiones y manipulaciones a las que se ve sometido el término veganismo se suma aquella en la que es descrito como una actitud de respeto hacia todos los seres sintientes que poblamos el planeta. Si se quiere difundir una cosa informar y concienciar en cuanto a ella, lo primero que debería hacerse, por pura lógica, es describirla correctamente, cosa que no se cumple en este caso.

jueves, 10 de septiembre de 2015

ABEJAS

La relación que los humanos han mantenido con las abejas se ha caracterizado siempre por su incongruencia. Por un lado, se muestra una abierta fascinación por estos insectos con motivo de algunas de sus cualidades, tales como la fidelidad, la lealtad, la organización o la disciplina. Las abejas han inspirado cantos, cuadros y poesías, y su imagen ha sido seleccionada como símbolo del comunismo, el capitalismo, los anarquistas, los católicos, los protestantes, los mormones, los judíos, los hindúes, los musulmanes, la revolución francesa, la monarquía, o la república, por poner algunos ejemplos.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

ROMPESUELAS NO ES EL RESTO DE ANIMALES


Como cada año, se acerca el torneo del Toro de la Vega, y como cada año, todos los focos animalistas se centran durante días, semanas, en pedir su prohibición. Creo que pocos ejemplos puede haber más claros de lo extraordinariamente confundido que se encuentra el movimiento animalista y de cómo está movido por los sentimientos personales más que por la razón.